sábado, 21 de enero de 2017

Libros para aprender a leer


Tanto docentes como sobre todo muchos padres interesados en que sus hijos progresen más ágilmente en el proceso de aprendizaje de la lectura me hacen repetidamente las mismas preguntas: ¿Cuáles son los mejores libros para aprender a leer? ¿Qué libro puedo comprar para complementar o anticipar el trabajo del niño en el colegio? ¿Qué libros para aprender a leer me recomiendas para un niño que anda un poco retrasado en la escuela?

Como en todo, es difícil dar una respuesta única; de igual modo que son diversos los métodos de enseñanza de la lectura que hoy día se siguen, también existe una amplia variedad de materiales de apoyo de gran calidad. Aún así, cuando alguien me pide ayuda sobre qué libros para aprender a leer utilizar suelo recomendar la colección "Aprender a leer" del profesor D. Carlini. Vengo utilizándola desde hace tiempo con mis alumnos e igualmente lo recomiendo cuando algún padre se dirige a mí buscando orientación.

Esencialmente, los tres volúmenes de la colección "Aprender a leer" ofrecen una aproximación al aprendizaje a la lectura muy simple, que desarrolla un método mixto de enseñanza que combina el método sintético/silábico tradicional con un enfoque global/analítico y, sobre todo, que resulta muy atractivo al niño. De hecho, utilizando este material el niño habitualmente asimila el proceso de aprendizaje de la lectura como un juego y no como un deber u obligación. Mi experiencia hasta la fecha es que el progreso que se obtiene por este motivo con este método es notablemente superior al de otros métodos o libros para aprender a leer.

Evidentemente, como ya señalamos anteriormente en otros artículos, cada niño es un mundo y cada uno tendrá su propia velocidad de aprendizaje, pero tanto para aquellos padres interesados en que su hijo anticipe sus primeros pasos en la lectura como aquellos que perciben que su hijo sufre alguna dificultad a la hora de leer y querrían ayudarle a superarla, la colección "Aprender a leer" es una excelente elección.

Esencialmente la colección está estructurada siguiendo una dificultad creciente:
  • El primer volumen de la colección asume que el niño conoce ya con cierta soltura el abecedario y trabaja con las sílabas directas más comunes (las sílabas directas, como ya vimos, son aquellas formadas por una consonante y una vocal: MA, PA, etc.)
  • El segundo volumen continúa trabajando con sílabas directas de mayor dificultad (distinguir G-J, etc.)
  • Finalmente, el tercer volumen introduce las consonantes menos habituales (Y, Q, etc,) y trabaja sílabas inversas (vocal-consonante) y mixtas.
Mi recomendación es seguir el orden de la colección, comenzar por el primer volumen e ir avanzando conforme se observe que el niño progresa. Sesiones de trabajo diarias de diez o quince minutos son más que suficiente para observar progresos notables en muy poco tiempo. Más tiempo puede cansar innecesariamente al niño. Es preferible dedicar poco tiempo pero hacerlo todos los días que trabajar en sesiones más extensas pero con menor continuidad. En todo caso, la actitud del padre o docente es un elemento clave: aprender a leer no es sencillo y requiere paciencia. Afrontar el proceso de enseñanza como una actividad lúdica, divertida es sin duda mi mayor recomendación. Leer es un placer, no una obligación y como tal debe enseñarse.

Podéis encontrar la colección "Aprender a leer" (y otros libros para aprender a leer igualmente interesantes) en librerías especializadas y en Amazon.

Libros para aprender a leer
Libros para aprender a leer

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada