sábado, 11 de febrero de 2017

¿Debe el niño aprender primero a leer o a escribir?

Una pregunta muy frecuente que me hacen conocidos y padres interesados en incentivar el aprendizaje de la lectura y la escritura es por dónde empezar. ¿El niño tiene que empezar a leer y después a escribir? ¿Debe, por el contrario, empezar a desarrollar la motricidad fina asociada y requerida por la escritura incluso antes de comenzar a leer? ¿Debe aprender a leer y escribir a la vez?

La realidad es que prácticamente todas las metodologías actuales de enseñanza contemplan la lectura y la escritura como habilidades que no deben aprenderse de modo asilado, sino de forma integrada, simultánea.

Dicho esto, lo cierto es que muy probablemente el niño avance más rápidamente en el aprendizaje de la lectura por resultarle más fácil: requiere por lo general un menor esfuerzo motor que la escritura y no deja de ser una actividad que le ha podido resultar más próxima a través de experiencias como la lectura de cuentos o ejercicios de prelectura de apoyo que ha podido ir desarrollando en su entorno familiar. Es normal, por lo tanto, que el niño domine antes la lectura que la escritura, pero su desarrollo desde el punto de vista de su enseñanza debe ser paralelo.

El aprendizaje de la lectura y la escritura debe ser un proceso integrado
El aprendizaje de la lectura y la escritura debe ser un proceso integrado

viernes, 3 de febrero de 2017

Aprender a leer con poesía


Uno de los secretos mejor guardados de los métodos de aprender a leer es la poesía, una de las herramientas más utilizadas y mejor valoradas por profesores de educación infantil en todo el mundo.

Y es que la poesía es uno de los mejores medios para fomentar el gusto por la lectura entre los niños. Es difícil incentivar a un niño a leer algo que no le atrae, mientras que con la poesía el niño queda prendado con la belleza y la armonía que transmite la rima. Además, la brevedad de los textos de poesía dirigidos a los más pequeños contribuye a que les sea un formato particularmente atractivo.

Si hablamos de poesía infantil, tenemos que citar a la gran Gloria Fuertes. Su obra ha pasado de generación en generación, y hoy en día sus poemas siguen atrayendo a multitud de niños a la lectura.

Permitidme que a modo de homenaje a Gloria reproduzca uno de sus poemas más conocidos, que muchos de nosotros aprendimos en el colegio y que es probable que hoy tu hijo esté aprendiendo también.

La pata mete la pata

La pata desplumada, 
cua, cua, cua, 
como es patosa, 
cua, cua, cua, 
ha metido la pata, 
cua, cua, cua, 
en una poza. 
¡Grua!, ¡grua!, ¡grua!

En la poza había un cerdito vivito y guarreando, 
con el barro de la poza, el cerdito jugando.

El cerdito le dijo: saca la pata, pata hermosa. 
Y la pata patera le dio una rosa.

Por la granja pasean comiendo higos. 
¡El cerdito y la pata se han hecho amigos!

Gloria Fuertes

¿Por qué no te sientas un rato con tu hijo o hija y le lees esta hermosa poesía? ¡Te sorprenderá lo mucho que le va a gustar!

Aprender a leer: La pata mete la pata

sábado, 21 de enero de 2017

Libros para aprender a leer


Tanto docentes como sobre todo muchos padres interesados en que sus hijos progresen más ágilmente en el proceso de aprendizaje de la lectura me hacen repetidamente las mismas preguntas: ¿Cuáles son los mejores libros para aprender a leer? ¿Qué libro puedo comprar para complementar o anticipar el trabajo del niño en el colegio? ¿Qué libros para aprender a leer me recomiendas para un niño que anda un poco retrasado en la escuela?

Como en todo, es difícil dar una respuesta única; de igual modo que son diversos los métodos de enseñanza de la lectura que hoy día se siguen, también existe una amplia variedad de materiales de apoyo de gran calidad. Aún así, cuando alguien me pide ayuda sobre qué libros para aprender a leer utilizar suelo recomendar la colección "Aprender a leer" del profesor D. Carlini. Vengo utilizándola desde hace tiempo con mis alumnos e igualmente lo recomiendo cuando algún padre se dirige a mí buscando orientación.

Esencialmente, los tres volúmenes de la colección "Aprender a leer" ofrecen una aproximación al aprendizaje a la lectura muy simple, que desarrolla un método mixto de enseñanza que combina el método sintético/silábico tradicional con un enfoque global/analítico y, sobre todo, que resulta muy atractivo al niño. De hecho, utilizando este material el niño habitualmente asimila el proceso de aprendizaje de la lectura como un juego y no como un deber u obligación. Mi experiencia hasta la fecha es que el progreso que se obtiene por este motivo con este método es notablemente superior al de otros métodos o libros para aprender a leer.

Evidentemente, como ya señalamos anteriormente en otros artículos, cada niño es un mundo y cada uno tendrá su propia velocidad de aprendizaje, pero tanto para aquellos padres interesados en que su hijo anticipe sus primeros pasos en la lectura como aquellos que perciben que su hijo sufre alguna dificultad a la hora de leer y querrían ayudarle a superarla, la colección "Aprender a leer" es una excelente elección.

Esencialmente la colección está estructurada siguiendo una dificultad creciente:
  • El primer volumen de la colección asume que el niño conoce ya con cierta soltura el abecedario y trabaja con las sílabas directas más comunes (las sílabas directas, como ya vimos, son aquellas formadas por una consonante y una vocal: MA, PA, etc.)
  • El segundo volumen continúa trabajando con sílabas directas de mayor dificultad (distinguir G-J, etc.)
  • Finalmente, el tercer volumen introduce las consonantes menos habituales (Y, Q, etc,) y trabaja sílabas inversas (vocal-consonante) y mixtas.
Mi recomendación es seguir el orden de la colección, comenzar por el primer volumen e ir avanzando conforme se observe que el niño progresa. Sesiones de trabajo diarias de diez o quince minutos son más que suficiente para observar progresos notables en muy poco tiempo. Más tiempo puede cansar innecesariamente al niño. Es preferible dedicar poco tiempo pero hacerlo todos los días que trabajar en sesiones más extensas pero con menor continuidad. En todo caso, la actitud del padre o docente es un elemento clave: aprender a leer no es sencillo y requiere paciencia. Afrontar el proceso de enseñanza como una actividad lúdica, divertida es sin duda mi mayor recomendación. Leer es un placer, no una obligación y como tal debe enseñarse.

Podéis encontrar la colección "Aprender a leer" (y otros libros para aprender a leer igualmente interesantes) en librerías especializadas y en Amazon.

Libros para aprender a leer
Libros para aprender a leer

miércoles, 4 de enero de 2017

Sus primeras sílabas: tipos de sílabas

Todavía hoy buena parte de los métodos de enseñanza de la lectura tienen como una de sus etapas esenciales, una vez que el niño conoce las letras que conforman el abecedario, el trabajo con la sílaba.

En este sentido, la actividad con el niño debe distinguir e introducir progresivamente cuatro tipos esenciales de sílabas:

  • Las sílabas directas, conformadas por una consonante y una vocal. Ejemplos: PA-PÁ, MA-MÁ. Son las más sencillas y las primeras que el niño aprenderá.

Sílabas directas
Sílabas directas

  • Las sílabas inversas, formadas por una vocal y una consonante. Ejemplos: IS-la, ON-ce.

Sílabas inversas
Sílabas inversas

  • Las sílabas mixtas, fruto de combinar una sílaba directa y una sílaba inversa y que quedan conformadas por la estructura consonante-vocal-consonante. Algunos métodos, para simplificar, las engloban como una subcatergoría dentro de las sílabas inversas. Ejemplos: es-PAL-da, BOL-sa.

  • Las sílabas trabadas, formadas por un grupo consonántico (más de una consonante) y una vocal. Ejemplos: FRE-sa, bi-ci-CLE-ta.

Sílabas trabadas
Sílabas trabadas


El orden que suele seguirse en el aprendizaje de estas categorías de sílabas es comenzar por las directas, introducir posteriormente las sílabas inversas y mixtas y terminar con las sílabas trabadas, que por lo habitual son las que presentan mayor dificultad al niño.


domingo, 11 de diciembre de 2016

Pequeños trucos para enseñar a leer a tu hijo

Enseñar a leer a un niño no es tarea fácil. Más allá de conocimiento requiere paciencia y dedicación. Sabiendo que toda ayuda es poca para facilitar la labor, os dejo algunos pequeños trucos para enseñar a leer a un niño. Confío en que os serán de utilidad, ¡probadlos!

Trucos para enseñar a leer a un niño: #1 Empieza con lo familiar

Comienza enseñando al niño a leer solamente palabras que ya conoce y forman parte del vocabulario que usa en su vida cotidiana. Con ello se pretende que el niño cuente con un referente práctico, esto es, algo que ya conoce y utiliza pero que ahora podrá aprender a reconocerlo mediante la lectura.
Avanzará mucho más rápido que si empiezas por palabras que no conoce o que no utiliza con asiduidad.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #2 Utiliza sus personajes favoritos

A los niños les encanta ver las películas una y otra vez. Aprovecha esto: compra libros de sus películas o series de dibujos animados favoritas. Procura eso sí que sean apropiados para su edad. Para los más pequeños suele haber versiones con la historia resumida, incluso con pegatinas o dibujos que se mezclan con las frases, que son perfectos para que les expliquemos el cuento y para que vayan viendo las letras y las palabras que cuentan la historia que tanto les ha gustado en el cine y que tanto les sigue gustando en papel.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #3 A su ritmo

Cada niño es un mundo. Aprende a respetar su propio ritmo de aprendizaje, sobre todo al principio. Dale tiempo, el que necesite, no le apresures. Permítele que interiorice bien la palabra antes de intentar pronunciarla, de esta manera estará asentando el proceso de aprendizaje. Como dice el refrán, las prisas nunca son buenas consejeras.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #4 Lee en voz alta para él/ella

Leer libros en voz alta al niño es una de las mejores formas en las que puedes ayudar a que aprenda a leer. Mientras más entusiasmo demuestres al leer un libro, más lo disfrutará su hijo y más curiosidad mostrará por llegar a ser capaz de leer por sí solo. Utiliza voces divertidas y sonidos de animales. ¡No tengas miedo de sobreactuar! Ello ayudará a que el niño se sumerja plenamente en la historia.

Trucos para enseñar a leer a un niño: #5 ¡Y que él/ella lea para ti!

Una vez que tu hijo comience a leer, anímale a que lea en voz alta para ti. Cuando lo haga, valora y reconoce positivamente su esfuerzo. Ello ayudará a que tu hijo tenga más confianza en su capacidad de lectura y a que disfrute más con el aprendizaje.

Y como decía la canción, ante todo mucha calma. Ten paciencia. No le fuerces, si notas que empieza a cansarse o a frustrase porque tiene dificultad en avanzar dejadlo para otro día. ¡Poco a poco verás grandes progresos!

aprender a leer

domingo, 20 de noviembre de 2016

¿En qué orden deben aprenderse las letras?

Conocer las letras es obviamente un paso previo necesario antes de que el niño comience a aprender a leer.  El orden en el que éstas se aprenden es particularmente relevante, ya que puede dictaminar en gran medida el grado de avance del niño. ¿En qué orden deben aprenderse entonces las letras?

El primer paso es conocer las vocales. Habitualmente se sigue el orden alfabético (a-e-i-o-u) aunque cada vez con más frecuencia se sigue un orden en el aprendizaje comenzando por las vocales que exigen un menor esfuerzo fonético ya que su mecanismo de articulación es más fácil de lograr y no juntar vocales que se confunden por la forma; según estas pautas el orden recomendado sería:
a–i–o–e–u.

Una vez dominadas las vocales, el niño empezará a aprender las consonantes, seleccionando primero aquellas que no ofrecen dificultad ni variantes: l, m, s, p, d, n, f, t.

Seguidamente, se introducirán las consonantes con variantes: r-rr, b, v, g, j, c, q, z, y, ll.

Finalmente, se llegará a las consonantes menos frecuentes: h, ch, k, ñ, x, w.

El siguiente paso, una vez reconocidas las letras, sería comenzar con la formación de las sílabas: directas, inversas y trabadas.

Evidentemente estos criterios, que aplicamos a la secuencia que sugerimos, corresponden a una opción entre muchas otras; no es que sea la única manera correcta de enseñar la lecto-escritura, pero consideramos que es una de las más recomendables conforme a los estándares actuales.



miércoles, 9 de noviembre de 2016

Aprender a leer: Tarjeta de ejercicios para sílabas que comienzan por la letra "T"


Tarjeta de ejercicios para aprender las sílabas directas que comienzan con la letra "T". ¡Probadla!

Ejercicios sílabas T
Aprender a leer: Sílabas